Características de un buen colchón y claves para elegir el tuyo

A la hora de desguazar un colchón viejo, no es difícil encontrar uno que ofrezca mejores prestaciones que el anterior, en términos generales, dada la enorme vida útil que pueden llegar a tener. Sin embargo, saber ¿Qué características debe tener un buen colchón? Es imperativo que conozca un poco los puntos clave de la gama de colchones actual para que pueda identificar las ofertas que son mejores para usted.

Elegir el mejor colchón para la espalda

Una de las dolencias más comunes del adulto promedio es el dolor de espalda. Y es que el dolor en la región cervical o lumbar muchas veces se produce por un colchón de mala calidad, con la capacidad de reducir gradualmente el nivel de esponjosidad y comodidad con el tiempo.

Rigidez, firmeza y elasticidad son tres características de un buen colchón, y deben ser observadas para asegúrese de que ofrece unas buenas vacaciones y esto garantiza una adaptación óptima al cuerpo. Pero, ¿a qué aspectos hay que prestar atención a la hora de elegir el colchón perfecto?

Si quieres saber cómo elegir un colchón completamente personalizado para ti, antes que nada debes entender en qué posición sueles dormir. Esto juega un papel importante en aumentar el nivel de comodidad ya que la posición que elijas para conciliar el sueño determinará en gran medida la calidad de tu descanso.

Lo ideal, como siempre, es mantener una postura completamente erguida para conseguir que la espalda descanse y la columna se relaje. Por otro lado, si eres de los que intentan acostarse de lado, corres el riesgo de salir lastimado. malformaciones de las vértebras cervicales al adoptar una postura demasiado encorvada que afecta negativamente al descanso y puede provocar lesiones graves.

no hay nada malo como tal mientras duerme en una posición diferente a la boca arriba, pero esto puede causar problemas si las vértebras se ven obligadas a adoptar una postura incorrecta o si el ligamento se ve afectado por una posición poco natural.

Así que si eres de los que se mueven de noche o sueles dormir inquieto, un colchón firme potenciará tu descanso al facilitarte el paso de una posición a otra. En vez de, colchones blandos están pensados ​​para los más tranquilos aquellos que son capaces de dormir durante horas en la misma posición.

Los colchones duros tienen una superficie un poco más áspera pero igualmente suave, mayor firmeza y una capacidad de amortiguación mucho mayor: todas las características esenciales de un buen colchón duro diseñado para facilitar los cambios posturales. En cambio, ¿qué características debe tener un buen colchón blando? Esponjosidad, ligereza y excelente capacidad de adaptación a los contornos del cuerpo son sus características más distintivas.

Factores decisivos del sueño que influyen en la elección del tipo de colchón

Dado que el colchón se utiliza por la noche cuando el cuerpo necesita descansar y recuperar energías, es importante estudiar los patrones de sueño de cada persona para saber elegir el colchón perfecto. También es importante prestar especial atención a otros aspectos como adaptabilidad a los contornos del cuerpo o la capacidad de ofrecer niveles óptimos de transpirabilidad.

Tenga en cuenta que la sudoración es un mecanismo natural del cuerpo para regular su propia temperatura, y las fibras del colchón deben poder hacerlo. canalizar esa humedad y déjelo pasar a través de sus tejidos para evitar bolsas de humedad donde las bacterias y los hongos puedan prosperar y amenazar nuestro bienestar.

Todo lo relacionado con la humedad media del ambiente también está directamente relacionado con este tema. Si la media anual está por encima del 80%, sería recomendable que el colchón pudiera disipar el exceso de con el fin de mejorar la calidad del descanso, así como para evitar que la elección de un tipo de colchón inadecuado provoque un mal manejo permanente de las fibras, reduciendo la calidad de su acabado general.

Pero, ¿qué características debe tener un buen colchón de este tipo? ¿Cómo es posible que unos ventilen mejor el sudor que otros? ¿Es real o es un engaño? Tienes que estar tranquilo, sobre todo si tu mayor temor es que se trate de una mentira difundida por la red: no, no es trampa es cierto que hay colchones que pueden mejorar la transpirabilidad de las fibras.

Esto ocurre en los colchones con muelles, ya que liberan espacio entre las telas interiores. mejorar su capacidad para expulsar aire y no solo maximiza su porosidad, sino que también garantiza la eliminación de la humedad provocada por el sudor humano.

Entonces, ¿en qué debes fijarte a la hora de elegir un buen colchón?

Aunque mucho se habla de las características de un buen colchón y de la importancia que tienen en un aspecto u otro, es importante que sepas que No todos los tipos de colchones ofrecen el mismo nivel de comodidad todos en paz.

Esto también se aplica a todos aquellos usuarios que quieran saber cómo elegir un colchón totalmente adaptado a sus problemas de espalda: no todos funcionarán igual de bien y habrá que fijarse en los hábitos adquiridos y tipo e intensidad de la lesión sufrir

Los colchones duros consiguen ablandar la región central de la columna, reduciendo el dolor. En cambio, para el tipo de dolor que se presenta en la región lumbar o cervical, la cosa no es tan sencilla, y parece necesario realizar un estudio algo más exhaustivo para aumentar el nivel de confort en cada zona. Contar con soluciones a la medida de cada ocasión Esto es muy importante, especialmente si desea descansar lo más posible antes de que la lesión empeore.

Si comienza a notar dolor de espalda y no desaparece con un cambio de colchón, asegúrese de consultar a su médico para descartar afecciones más graves. Además, es vital identificar el origen de la incomodidad y vigilar su evolución para que con el tiempo no desemboque en algo más grave.

¿Le resultó útil este artículo? Califícalo ;-D

Ofertas de Primavera hasta un 40%

X